Como cada periodo de vacaciones, en el que las carreteras se colapsan y los accidentes y problemas con el tráfico se disparan, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha lanzado su nueva campaña publicitaria, con el fin de que los conductores sean cada vez más cautelosos a la hora de coger su coche.


Esta campaña continúa en la línea de las últimas realizadas por el Ministerio del Interior, el que explica en un comunicado de prensa cuales son las características y objetivos de dicha publicidad de prevención y concienciación. A grandes rasgos, la DGT, en el comunicado, aclara que se tratan de "mensajes muy contundentes y directos,con un lenguaje muy claro para la rápida comprensión del anuncio".


Una de las características más destacadas de esta campaña es que se han centrado en personalizar el mensaje, pidiendo a los conductores que reflexionen y encuentren un motivo por el que conducir prudentemente.


Esta imagen corresponde a una de las muchas que aparecen en soporte prensa, pero la campaña ha utilizado otros, como la radio o la televisión.

Como detalle anecdótico, diré que la directora de este anuncio es la cineasta Isabel Coixet, autora de películas como "La vida secreta de las palabras" o "Mi vida sin mí".


A pesar de que existe mucha gente con la opinión de que las campañas de la DGT alertan de los peligros de la carretera con demasiada dureza, creo que están tan bien elaboradas y con tanto cuidado, que consiguen concienciar y hacer reflexionar a muchos conductores antes de subirse a su coche. Y aunque ésta no se caracterice especialmente por la crudeza y realismo a las que nos tienen acostumbrados, consiguen que, como siempre, se hable de ellas, lo que es la mejor publicidad.